En la Fundación nos trazamos retos modestos, pero con gran significado y relevancia. Son pequeños pasos concentrados en niños y niñas de alto potencial. Y buscamos hacerlo más allá de dando dinero, trabajamos porque nuestros beneficiarios tengan acceso a la educación del mundo real, es decir en dimensiones psicológicas, cognitivas y emocionales, que les enseñará a autogestionarse y convertirse en factor de cambio en sus entornos.

Damos las herramientas para que los niños y niñas construyan su futuro.

Nos concentramos en menores de 18 años que sepan que quieren transformar su realidad. Tenemos la convicción de que a través de la mentoría y acompañamiento continuo, el niño o la niña contarán con más oportunidades para ser exitoso.

¿Qué les pedimos a cambio? Que sean un eslabón en la cadena de favores. Eso quiere decir que una vez sientan que pueden ayudar a alguien más, lo hagan.

Este no es un experimento social ni se basa en doctrinas religiosas. La ética y el respeto de los Derechos Humanos es el único papel importante al momento de ejercer este acompañamiento.

¿EN QUÉ CONSISTE LA AYUDA?

Brindamos apoyo integral al niño y a su familia para que aprendan a cubrir sus necesidades básicas de forma sostenible: Desarrollo personal, educación, alimentación, salud y recreación y deporte son los componentes que permiten que nuestros niños salgan adelante.

Como nuestra apuesta está en menores, sus familias y, sobre todo, sus madres juegan un rol fundamental en esta misión, pues reconocemos que en Colombia las mamás son los núcleos de los hogares .

NUESTROS PRINCIPIOS

  • Ayudamos a educar familias,  especialmente a las madres, para que sea más exitosa la educación de sus hijos.
  • Incentivamos al niñ@ a crear y liderar proyectos que solucionen problemáticas reales de su familia o su entorno.
  • No regalamos dinero, todos los aportes son en especie.
  • Siempre que damos algo, también pedimos algo a  cambio.
  • Evitamos dar cosas que no tengan un enfoque o efecto a mediano o largo plazo. (ej, ropa nueva, juguetes,, etc).
  • No acostumbramos a los niños a que dependan de nosotros, nuestro objetivo es apoyar en su proceso hasta lograr que sean suficientes.
  • El apoyo termina si los beneficiarios cometen algún crimen o entran en algún vicio.

CÓMO SELECCIONAMOS A QUIÉN AYUDAR?

Esta es una labor crítica en nuestra misión. Escogemos niños y madres que:

  • Se encuentren en condición de pobreza o pobreza extrema.
  • Muestren ganas de salir adelante.
  • Se comprometan a seguir a los mentores y permitan el monitoreo transparente y constante.
  • No estén involucradas de manera directa o indirecta en actividades ilícitas, alcoholismo o drogadicción. 

“Todo lo que puedas imaginar es real”

 Pablo Picasso